Tras la muerte de su lider, Jim Morrison, The Doors anuncia oficialmente su disolución como grupo. Los dos años que transcurrieron desde la desaparición de Morrison hasta la disolución de la banda, The Doors editarían dos álbumes: Other voices y Full circle; pero sin su líder, la cosa no volvió a ser lo mismo.

El último gran éxito de la banda fue el álbum L.A. Woman, en 1971. Tras la muerte de Morrison, los miembros restantes continuaron por algún tiempo. Inicialmente se había pensado reemplazar a Jim por un nuevo cantante, se habló de Iggy Pop. Al final, Krieger y Manzarek tomaron el lugar de Morrison cantando, lanzaron dos álbumes y se fueron a gira. Aunque los dos discos vendieron bien, no lograron llegar al público como en la época de Morrison. Tras su disolución, se empezó a gestar la leyenda de The Doors.

En el disco debut de 1967, el homónimo The Doors, escupieron hits como “Break on Through”, “Light my fire” o “The End”. Enseguida se posicionaron como una de las grandes apariciones del rock, y fueron invitados a tocar al reconocido programa de televisión de Ed Sullivan, que por entonces representaba la llave directa al mainstream. Allí, Morrison mostró sus primeros indicios de irreverencia, al negarse a modificar la letra de “Light my fire” por pedido expreso del conductor. La alusión indirecta a las drogas inquietaba a Sullivan, pero a Morrison no le importó demasiado e igual cantó “Girl we couldn’t get much higher” (“Nena no podríamos estar más colocados”). A Manzarek esto no le preocupaba, sino todo lo contrario: era consciente de que la actitud de Morrison sería el mejor imán para atraer a los fans.

The Doors contagiaba por su mirada desprejuiciada sobre un género tradicional como era el blues. Y en esto, Ray Manzarek fue fundamental, ya que sus riffs de teclado y su capacidad para improvisar arreglos y solos marcó un antes y un después para la música. Mientras la popularidad de los Doors aumentaba, en paralelo también crecía el consumo de alcohol por parte de Morrison. Aunque esto no atentaría contra la calidad artística de la banda, que lanzaría un disco tras otro: Strange Days (1967), Waiting for the Sun (1968), The Soft Parade (1969), Morrison Hotel (1970) y L.A. Woman (1971).

El desenlace de la banda es conocido: durante un viaje por París en 1971Morrison fue encontrado muerto por su novia en la bañadera del hotel donde se alojaba. Los motivos nunca se pudieron esclarecer, pero es lógico pensar que las drogas tuvieron algo que ver. Tenía 27 años. Aunque Ray Manzarek intentó seguir adelante con The Doors (grabaron los discos Other Voices y Full Circles), la ausencia de su líder espiritual fue determinante. Los fans no acompañaron la nueva etapa y Manzarek decidió disolver el grupo, aunque más tarde, en 1978, volverían a juntarse para grabar An American Prayer, con música de acompañamiento a poemas de Morrison.

FUENTES:

https://elclubdelrock.com/efemerides-rock

https://tn.com.ar/musica

Comments.

Currently there are no comments related to this article. You have a special honor to be the first commenter. Thanks!

Leave a Reply.

* Your email address will not be published.
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>